La Casa del Barrio Picarral

 

Nos llamamos La Casa del Barrio Picarral.

Somos un grupo de vecinos que queremos colaborar para que nuestro barrio esté más unido, sea más participativo y solidario.

Por eso , entre otras actividades que iremos desarrollando, vamos a dar clases de repaso a los niños de educación primaria que necesiten un apoyo después del colegio y cuyas familias no estén en condiciones de ofrecerselo por cualquier motivo.

Allí, de una forma solidaria, madres y padres aportan su granito de arena para que sus hijos puedan ponerse al día con los deberes y el colegio, una labor que comenzó gracias a la solidaridad de vecinas voluntarias y que hoy ya parece consolidarse entre un buen número de familias.

Esta actividad comienza a rodar en Marzo del 2017 junto con la fundación de la propia “Casa del barrio”, para dar respuesta a las elevadas tasas de fracaso escolar que se dan entre los barrios de la margen izquierda del Ebro.

Estos barrios han sufrido en sus carnes el desempleo, la precariedad y la privatización de los servicios públicos, así como el estado de abandono de sus escuelas públicas.

Durante los últimos años la administración del Estado, intervenida por las medidas de “austeridad” (austeridad contra nuestro pueblo, derroche para reyezuelos, politicastros y empresarios) impuesta desde la Unión Europea, ha “dejado caer” colegios e institutos públicos, cortando su financiación al tiempo que daban rienda suelta  a los conciertos privados y mixtos.

Así, progresivamente, los sectores más acomodados sacan a sus hijos de la escuela pública para llevarlos a la privada, mientras las familias más humildes, aquellas que sufren una situación más grave de desamparo se ven forzadas a llevar a sus hijos a escuelas que no cumplen con los requisitos mínimos para garantizar una educación de calidad y dignidad. Se produce entonces una tendencia a la estratificación dentro incluso de la propia clase trabajadora.

Los hijos de las familias más humildes (muchos de ellos de origen migrante y que, precisamente, requerirían un plan de atención más profundo) se ven abandonados a la suerte de ser “mano de obra” barata dispuesta para ser explotada y que tendrá que llevar a sus hijos a escuelas todavía más precarias... y así sucesivamente.

La Casa del Barrio se lanza a intentar detener este abandono con el que se castiga a las familias trabajadoras sin recursos realizando su aportación solidaria. Allí intentamos que padres, madres y vecinos voluntarios se comprometan con la formación académica de niños y niñas para ayudar a que estos puedan labrarse un futuro al margen (o al menos contra) la explotación laboral y la desigualdad a la que la oligarquía pretende condenar a generaciones enteras.

En otras palabras, nace con la intención de crear, agrupar y fomentar entre los vecinos y vecinas relaciones de apoyo mutuo.

 

 

ESTAMOS EN EL LOCAL DE LA CALLE MONTE PERDIDO NÚM. 4 y LOS QUE ESTÉIS INTERESADOS PODEÍS PASAR A INFORMAROS LOS, MARTES y JUEVES en HORARIO DE 17:30 A 19:00 h Y LOS MIERCOLES DE 18:00 A 19:30 H ó ENVIARNOS UN MENSAJE A LA SIGUIENTE DIRECCIÓN DE CORREO ELECTRÓNICO: casadelbarriopicarral@outlook.cl